TAGS

ana villalvilla sara barbera reflexion alexis piñero the brandery Ella maria manrique magenta tarrega modigliani ben bright cuencaskate jose palmero paolo coppolella Hokusai Karl Hofer andrew wyeth del kathryn barton edgar degas esteban roca fausto furioso hanna dusar joel benguigui maria lassnig paula modersohn-becker Anna Bjerger Antje Majewski Jacques Flechemuller John Stezaker Lautrec Lucian Freud Wes Lang William Copley agua bendita alba soler belen mateo custo line dr.lakra ernst frida kahlo gauguin http://www.blogger.com/img/blank.gif ian mosh kate shaw kinomode la cantante calva manuel becerra nacho sanz nela sanchez 1966 90s Andreas Neuner Anwen Keeling Avigdor Arikha Barnaby Furnas Charles Garabedian Daniel Heidkamp Delphin Enjorlas Djordje Ozbolt Ed Paschke Eduardo Anievas Elisa Johns Erik Mark Sandberg Fernando Renes Jan Svankmajer Javier Clavo Jeremy Fish Joseph Goldberg Judy Crowe Julie Heffernan Julius LeBlanc Stewart Llyn Foulkes Lowell Boyers Lucy Stein M. F. Husain Makiko Kudo Marlene Dumas Mary Cassatt Muntean Rosenblum Norbert Schwontkowski Philip Taaffe Richard Colman Svein Bolling acid mother temple adam sorensen aggabarti aleksandra mir audrey beardsley botticelli caillebotte casey gray charles bukowski coiffure professionelle dali daniel richter david hockney ego cibeles el genio de la multitud elena baez elizabeth peyton fashion and fetish felipe criado fernando gimeno film fischl fumie sasabuchi fuzzy white casters golub inspiracion iris schomaker james whitney jasmine golestaneh jim morrison john william godward jordi verdu julio cortazar kirchner kokoschka l'autre magazine laga lapis leo zelada lil collection llavoretes lunacy mabel alvarez magritte manu cuartero marc chagall masson mateo tannatt meiro koizumi mini nancy tarraso neon pan hsin-hua paolo copolella porfia primaveravalenciana raffi kalenderian replay rina banerjee robert standish rodia saiman chow salvador dali salvatore ferragamo studded hearts tendencias teresa lopera tsuguharu foujita valencia fashion week visori vogue vulture magazine wyeth zara



Había suficiente agua de lluvia para saciar su sed siempre que lo necesitase, o siempre que se encontrase ocioso y desesperado. Solamente tenía que estirar la mano, y ceder un poco. Pero era distinto cuando se trataba de la confianza. El trato estaba claro, una sonrisa equivalía a una tarde en el cine, por ejemplo. Y si necesitaba cobijo no hacía falta mucho más.
- A veces, amigo, necesito algo que soy incapaz de conseguir. Y es entonces cuando caigo en picado. Cuando no consigo abrir los ojos, ni siquiera puedo salir de este rincón y mojarme los labios con esa bendita lluvia.
Con los ojos abiertos como platos, atentos a sus gestos y a cada rasgo de su cara, analizando los detalles, ensimismado con su respiración, el oyente habló:
- Nunca he sentido lástima por vosotros, perros callejeros. No me gustáis. No sois de fiar.
Esa noche, ambos durmieron solos. En la misma cama, en silencio, helados, casi muertos. Entonces, uno de ellos despertó, no importa quién, y su compañero se había marchado. Y sintió como si un eclipse oscureciese su alma e inundase su vida de un desgarrador vacío. Necesitaba salir de allí, alejarse de aquel lugar en el que había sentido morir todos sus instintos, pero sólo pudo arrancarse la ropa, sin fuerza, y desnudo, esperar la vuelta de su dueño, sin nada que ocultar, confiado.


Pic by Modigliani

London


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket

¡Saludos desde Londres! Llevo aquí una semana trabajando, con el estrés habitual, y tenía esto un poco abandonado...pero pude sacar tiempo para pasear y sacar algunas fotos (aprovechando que apenas ha llovido). Pronto veréis el resultado de los shootings que he estado haciendo por aquí. (Por cierto, he hecho una lista con las rarezas inexplicables con las que me he ido topando en estas tierras humedas londinenses).




Era una mujer especial. Una mujer especial: leía. Pero no como el resto de los mortales, devoraba las palabras. No solo por la cantidad de ellas que pasaban ante sus ojos constantemente, sino por como las atrapaba, las miraba, las acariciaba, y las soltaba a otra atmósfera. En sus ojos, una tormenta, y olas rompiendo contra las rocas. Y en su boca un sonido que no acababa de salir. Con su paso ligero y sosegado parecía que caminaba sobre aquellas letras que antes había conocido. Conocido. Eran una prolongación de sí misma. Estaría encantada de conocerle, dijo. Encantada. De atraparle.






Pic by Lucy Stein

Photobucket


Photobucket


Photobucket

Esta semana, TONUCA presentó su última colección con una performance acompañada de música en directo. Creatividad y buen gusto por todos lados.

PATINA Y CONSTRUYE



Todo, o mejor dicho, una pequeña parte de lo que pasa antes de una competición de skate cuando el Ayuntamiento de tu ciudad ignora por completo tus intereses. Momentos buenos incluidos.