TAGS

ana villalvilla sara barbera reflexion alexis piñero the brandery Ella maria manrique magenta tarrega modigliani ben bright cuencaskate jose palmero paolo coppolella Hokusai Karl Hofer andrew wyeth del kathryn barton edgar degas esteban roca fausto furioso hanna dusar joel benguigui maria lassnig paula modersohn-becker Anna Bjerger Antje Majewski Jacques Flechemuller John Stezaker Lautrec Lucian Freud Wes Lang William Copley agua bendita alba soler belen mateo custo line dr.lakra ernst frida kahlo gauguin http://www.blogger.com/img/blank.gif ian mosh kate shaw kinomode la cantante calva manuel becerra nacho sanz nela sanchez 1966 90s Andreas Neuner Anwen Keeling Avigdor Arikha Barnaby Furnas Charles Garabedian Daniel Heidkamp Delphin Enjorlas Djordje Ozbolt Ed Paschke Eduardo Anievas Elisa Johns Erik Mark Sandberg Fernando Renes Jan Svankmajer Javier Clavo Jeremy Fish Joseph Goldberg Judy Crowe Julie Heffernan Julius LeBlanc Stewart Llyn Foulkes Lowell Boyers Lucy Stein M. F. Husain Makiko Kudo Marlene Dumas Mary Cassatt Muntean Rosenblum Norbert Schwontkowski Philip Taaffe Richard Colman Svein Bolling acid mother temple adam sorensen aggabarti aleksandra mir audrey beardsley botticelli caillebotte casey gray charles bukowski coiffure professionelle dali daniel richter david hockney ego cibeles el genio de la multitud elena baez elizabeth peyton fashion and fetish felipe criado fernando gimeno film fischl fumie sasabuchi fuzzy white casters golub inspiracion iris schomaker james whitney jasmine golestaneh jim morrison john william godward jordi verdu julio cortazar kirchner kokoschka l'autre magazine laga lapis leo zelada lil collection llavoretes lunacy mabel alvarez magritte manu cuartero marc chagall masson mateo tannatt meiro koizumi mini nancy tarraso neon pan hsin-hua paolo copolella porfia primaveravalenciana raffi kalenderian replay rina banerjee robert standish rodia saiman chow salvador dali salvatore ferragamo studded hearts tendencias teresa lopera tsuguharu foujita valencia fashion week visori vogue vulture magazine wyeth zara
PhotobucketAlineación al centro
Pic: Sara Barberá


Necesito volver a ese mar, que me lleven las olas, bañarme en su sol, dejarme querer por su brisa, que me enseñe, que me calme, que me llene, que me seduzca su maravilloso olor, pasear sobre su cálida arena, llegar al final, donde nada existe, nada cambia, nadie crece, nadie muere, y ni siquiera hay final. Ese mar. El mar.
The Brandery Winter
AGUA BENDITA



IAN MOSH

The Brandery Winter
CUSTO LINE



Ayer me despedí de The Brandery (Barcelona) , donde he pasado la última semana, con una mezcla de pena y cansancio. Han sido unos días increíblemente intensos y divertidos, pero he de reconocer que me he vuelto loca al reencontrarme con mi cama.
En los próximos días os enseñaré más vídeos y fotos de los desfiles ¡Espero que los disfrutéis tanto como yo!
Photobucket

w e l l d o n e

En los últimos años he muerto varias veces, y desde luego, ayer fue una de ellas. La muerte sin retorno, la definitiva. Me has matado. La bala llegó anoche, por correo urgente. ¿Es normal sentirse incómodo una vez muerto? Ardua tarea la de fallecer. Un fastidio. Extraterrestres, llévenme pronto.



Reflexión XXXV:


Necesito irme muy lejos para no ver lo te estás/están haciendo.












Pic: Charles Garabedian
Pic: Lautrec


Hay que comprender el origen del dolor, mi amor. Refúgiate en los brazos de cualquiera, si eso calma tu ansiedad. Escóndete en esquinas, abandónate. Está bien si te hace serte fiel. Si es bueno para ti, es bueno para los dos. ¿Quién no ha huido alguna vez? Probablemente es esa tu manera de poner los pies en el suelo: caer. Lo entiendo y lo entenderé, y ni siquiera duele si sé que es por tu bien. A veces, no hay que pensar, a veces, es mejor sentarse frente al piano y dejar brotar tu hiel en forma de canción. La vida es un océano, y la marea nos lleva de un rincón a otro del mundo, y siempre hay una razón. No te necesito al lado. Te necesito tú. Aunque a veces nos lleve hasta el fondo, como los peces.

Ahora me doy cuenta de todas las mentiras, de todos los silencios, de todas las ausencias. Y ahora entiendo por qué estas tan cómodo entre ellos, aunque también te mientan, se callen y solo finjan estar. Porque allí eres uno más, sin que nadie espere nada de ti, ni te respete, ni te quiera, buscando la felicidad en el lugar más vacío, sin decepciones ni fracasos, pero también, sin victorias y alegrías. Ahora, tu pasado hace justicia y se borra tu futuro, anclado en un eterno presente apático, frío, amargo. Aceptando el intercambio: confusión por realidad.








Pic: Antje Majewski
¡MUCHO AMOR A TODOS, AMIGUITOS!

Photobucket
Pic: Gauguin


Entre montañas nevadas e inaccesibles se encontraba tu realidad, desnuda e indefensa, rodeada de muros de azúcar. Se mostró ante mí, fría y soleada, y, con aires de pena, me explicó tu locura. Que todos los días hay niebla, y os alimentáis de carne cruda en un intento de superar vuestra aterradora desidia; que siempre camináis a oscuras, y por miedo a confiar, preferís el silencio a escuchar vuestros propios sueños, y jamás os permitís aspirar a abrir el alma. Que os habéis a abandonado a un dolor mudo y seco, y ya ni siquiera sabríais enfrentaros al deseo. Que tú, solamente tú, has vaciado tu espíritu, después de pensarlo mucho, y has renunciado a tu vida, y ya no encuentras consuelo. Que te refugias en tus propios muros, y trazas tus limitaciones, y aunque sabes que no es el camino, ya no atiendes a razones. Que sigues un rastro falso, unos pasos que no existen, y te rodeas de sombras y crueldad. Que eres incapaz de salir. Que eres incapaz de pensar. Que ya no sabes ser tú, ni vivir en sociedad.

Ya no deseo saber por qué cuando empiezo a creer, tengo que disimular, por si te envuelven tus miedos. Y no puedo confiar, porque tú te has encargado de demostrarlo primero. Si nada tiene sentido, y somos dos desconocidos luchando por sobrevivir, ya no deseo saber por qué el mundo ahora es más grande y ha dejado de ser gris. Por qué en mi eterno desvelo, lo bello y simple que encuentro, se ha convertido en mi vida, y ya no cabes ni tú. Por qué de tanto ceder, y olvidando tus creencias, te encuentras lejos del suelo y, con eterna paciencia, quieres oírlas caer. Por qué ya no puedo hacer cartas a tus catástrofes, ni morir en un intento, con tal de verte crecer. Por qué a pesar del ayer, he invertido tanto tiempo, en quererte querer bien y que tú quieras también.
Pic: Modigliani

Después de eso solo puedo pensar en ti, en ti, en ti, en ti, en ti, en ti. Y en que no estás, no estás, no estás, no estás. Porque me odias, amas, odias, amas, odias. Y yo quiero volar y posarme sobre tu tejado y hacer que me ames y me odies pero muy cerca. Muy, muy, muy, muy cerca. Y borrar esos diez mil ciento setenta y tres kilómetros, o los que sean.

Pic: Llyn Foulkes


Ayer conocí a alguien. Me recordó tanto a ti que pude sentir cada uno de los miles de kilómetros que nos separan. Así que me asusté y huí. Fue lo más parecido a tenerte, por fin, aquí, y solo supe salir corriendo. Fueron los pasos más intensos, difíciles y salvajes de mi vida, los que me llevaban lejos de ti, mientras te metían en mi cabeza y cerraban la puerta.


Estaba buscando algo tan positivo e impactante que consiguiese mostrar de qué va todo esto, pero ha sido imposible. A ver si Adan consigue inspiraros un poquito, al menos.
Amigos, no sufráis, el mundo es una locura buenísima.

Con los ojos llorosos, temblando, y un hilo de voz, dijo:
- Pero, ¿has entendido lo que acabo de explicarte?
Y hubo un silencio incómodo. Luego, él miró al suelo, y el silencio se prolongó unos segundos más.
- Es todo lo que necesitaba saber. Adiós.
- Espera, creo que sé lo que intentas decir.
- Adiós – Y se sintió aliviada.
(…)
Varias vidas después…
- Empiezo a entender que no sabía nada.
- Eres un mentiroso - Y se murió.
Y él también se sintió aliviado.





Pic: Anna Bjerger