TAGS

ana villalvilla sara barbera reflexion alexis piñero the brandery Ella maria manrique magenta tarrega modigliani ben bright cuencaskate jose palmero paolo coppolella Hokusai Karl Hofer andrew wyeth del kathryn barton edgar degas esteban roca fausto furioso hanna dusar joel benguigui maria lassnig paula modersohn-becker Anna Bjerger Antje Majewski Jacques Flechemuller John Stezaker Lautrec Lucian Freud Wes Lang William Copley agua bendita alba soler belen mateo custo line dr.lakra ernst frida kahlo gauguin http://www.blogger.com/img/blank.gif ian mosh kate shaw kinomode la cantante calva manuel becerra nacho sanz nela sanchez 1966 90s Andreas Neuner Anwen Keeling Avigdor Arikha Barnaby Furnas Charles Garabedian Daniel Heidkamp Delphin Enjorlas Djordje Ozbolt Ed Paschke Eduardo Anievas Elisa Johns Erik Mark Sandberg Fernando Renes Jan Svankmajer Javier Clavo Jeremy Fish Joseph Goldberg Judy Crowe Julie Heffernan Julius LeBlanc Stewart Llyn Foulkes Lowell Boyers Lucy Stein M. F. Husain Makiko Kudo Marlene Dumas Mary Cassatt Muntean Rosenblum Norbert Schwontkowski Philip Taaffe Richard Colman Svein Bolling acid mother temple adam sorensen aggabarti aleksandra mir audrey beardsley botticelli caillebotte casey gray charles bukowski coiffure professionelle dali daniel richter david hockney ego cibeles el genio de la multitud elena baez elizabeth peyton fashion and fetish felipe criado fernando gimeno film fischl fumie sasabuchi fuzzy white casters golub inspiracion iris schomaker james whitney jasmine golestaneh jim morrison john william godward jordi verdu julio cortazar kirchner kokoschka l'autre magazine laga lapis leo zelada lil collection llavoretes lunacy mabel alvarez magritte manu cuartero marc chagall masson mateo tannatt meiro koizumi mini nancy tarraso neon pan hsin-hua paolo copolella porfia primaveravalenciana raffi kalenderian replay rina banerjee robert standish rodia saiman chow salvador dali salvatore ferragamo studded hearts tendencias teresa lopera tsuguharu foujita valencia fashion week visori vogue vulture magazine wyeth zara
 Pic: Andrew Wyeth



El templo se halla en pequeños rincones del mundo, no necesariamente apartados. Se halla en miradas o en gestos. Se encuentra a una determinada temperatura, en el momento preciso. El templo es oscuro, aunque se inunde de luz, y es frágil, aunque lo cubras con rocas. Existe para que tú puedas vivir, para poderte expresar, para ordenar tus ideas. Para encontrarte a ti mismo, y así, encontrar al resto. El templo es la eterna búsqueda, la felicidad; es la esencia. El templo es un estado de ánimo, es calma, es rabia, es la ausencia de pudor. El templo es osadía, es libertad, es plenitud. El templo eres tú.

Pic: William Copley
Es mi voz de predicador, la voz de locutor de radio. La de cuando no sé de qué hablo pero no quiero que nadie me discuta lo que estoy diciendo. La voz firme y segura. Esa voz. Entonces, miro a vuestros ojos solamente durante un segundo, sin daros tiempo a reaccionar, y ya no vuelvo a fijarme en vosotros hasta que he terminado de hablar, para que no se corten mis palabras, para no temblar. Para seguir teniendo el poder. Ese es el truco: omitiros. Vencer a la ignorancia sin cobardía, con más ignorancia. Hasta que os perdáis.
En esos momentos, no hay nadie tan afortunado en el mundo como yo. Soy como esas mujeres casadas, pero independientes, con hijos y un trabajo. Fieles al canal cocina. Me siento realizado. Me siento capaz. Como un vegetariano. Pero es todo una ilusión. Y luego llega el divorcio, o la carne empieza a ser más atractiva. O la ignorancia se dispersa. O el machismo deja de tener gracia. Y el carisma también. Y muere cierto tipo de humor, se extingue cierta clase de personas, y yo me voy, porque me queman las manos. Porque me aburre.
Photo: Fernando Gimeno


Se acerca y me entrega una libreta.

- Esta es mi Biblia – dice – en ella escondo todos mis dogmas.

Y guarda rápido la mano en el interior de su bolsillo. Y su mirada huye de la mía.  Busca consuelo en el ruido de los coches. Tiene miedo de que abra su libreta antes de llegar a casa y descubra que, en realidad, en ella solo hay un montón de garabatos fruto de la no inspiración, y algunas frases vacías a las que ha intentado dar sentido muchas veces, sin éxito. Está tan próximo a mí que puedo oler su sudor, un sudor que huele a limpio, a jabón. No ha sido provocado por el miedo. Siento que quiere hablar de Él. Y no sé por dónde empezar. Comienzo a entender que el valor de sus actos y palabras reside, precisamente, en ese vacío. Como si la nada llenase el espacio de luz. Es, después de todo, un papel en blanco. Impoluto, virgen… Y en un intento absurdo:

- ¿Crees en Dios? – y mi voz tiembla. Entonces me coge la mano, delicadamente, clava sus ojos en los míos, y con un gesto paternal, con su voz clara y segura sentencia:

- Creo en las pasiones.
Pic: Frida Kahlo


Son nómadas, esto impide la acumulación de posesiones materiales: tienen que viajar y lo hacen con poco equipaje. Se han desvinculado de las cargas referentes a la familia. Lo comparten todo, y su influencia en el grupo es igualitaria. No hay líderes. No hay súbditos. Lo mismo ocurre en lo referente a sus pasiones, las viven libres de adornos y prejuicios. Sin valorar más que sus propias necesidades básicas, lejos del egoísmo que generan las habladurías y las desconfianzas, y el intento por satisfacer a una sociedad de moral dudosa, ambigua.  La única tradición es la naturaleza misma, y unos instintos que no han sido corrompidos por la inseguridad. Entienden el amor en su esencia, y son propensos a vivir de él y para él, de forma desinteresada, serena, saludable, real. Son nómadas, y esto impide la acumulación de rencores y codicia, les impide no vivir.


Lunacy
by Jan Svankmajer




Sara ha rescatado algunas de las fotos que fueron tomadas hace tres años para el lookbook de María Manrique con su colección PORFIA. Increíbles. Ya no recordábamos la magia de sus máscaras.